Resguarda UACJ innovador sistema, capaz de medir las señales eléctricas Humanas

Spread the love


Ciudad Juárez.- El Laboratorio de Ingeniería Biomédica, del Instituto de Ingeniería y Tecnología, de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), resguarda un sofisticado equipo para medir con precisión las señales eléctricas humanas. 

El maestro Yair Ríos, encargado de este centro de operaciones, localizado en el Edificio J1, menciona que el equipo, denominado BioPac, funciona para adquirir las diferentes señales que el cuerpo emite de forma eléctrica, como miogramas, electrocardiogramas o electroencefalogramas.

Además, está diseñado para medir el pulso, la presión sanguínea, el flujo pulmonar y su volumen y, a diferencia de los sistemas tradicionales, localizados en los hospitales, el BioPac está destinado a la investigación, es práctico, versátil y lleva integrado un software.

Con este equipo –expone el Mtro. en Biomédica–, se busca que los estudiantes de las carreras de Ingeniería Biomédica y los posgrados de Ingeniería Eléctrica y Mecatrónica, de la UACJ, puedan tener muestras del mundo real, de cómo se genera esta práctica médica y el análisis de las diferentes patologías que llegan a presentarse en cada paciente.

Entre las aplicaciones del BioPac destaca el diagnóstico, a lo que, Yair Ríos aclara: 

“Este sistema no está certificado para ello, aunque útil para que estudiantes puedan aprender la metodología de cómo generar un diagnóstico basado en los datos matemáticos de alguna señal”.

Para comprobar el funcionamiento del BioPac, se le solicita apoyo a Valeria, una estudiante de sexto semestre de Mecatrónica, a quien se le pide que se descubra el brazo para colocarle una serie de electrodos de recambio Beurer.  

“Con ella haremos una electromiografía, para determinar la actividad eléctrica del músculo”, refiere Yair Ríos, encargado del Laboratorio de Ingeniería Biomédica. “La medición se basa en un sistema diferencial que se registra en el software para un posterior análisis y procesamiento de señales médicas”. 

La medición registrada en el software muestra una gráfica roja, con bastante ruido. 

“Es la activación de todas estas fibrillas musculares que suman su potencial de acción al mismo tiempo, cada vez que Valeria está generando una contracción”.

La parte B es un procesamiento matemático que funciona como filtración para identificar un evento específico.

“Una de las situaciones más comunes, que se pueden ver en este tipo de medición, es en qué tanto tiempo su músculo puede fatigarse y saber qué tan mal o bien se encuentra el paciente. En este caso, si la persona está yendo al gimnasio, esperamos que su tiempo de fatiga sea mayor, es decir, que no se fatigue tan rápido, por el contrario, podremos detectar un problema”. Los resultados de Valeria arrojaron señales eléctricas normales y con ello queda demostrada una de las 20 pruebas que genera el BioPac. 

Cabe destacar que todos los consumibles, como los electrodos, para realizar estas pruebas son gratis para los estudiantes, a pesar de ser bastante costosos.

Todo el kit del BioPac, lo cual incluye hasta los sensores, tiene un costo aproximado a los 350 mil pesos y la UACJ cuenta con 14 equipos totalmente equipados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *